Por sus condiciones geográficas y climáticas, La Rioja es un interesante centro para la práctica de varios deportes de aventura, principalmente el aladeltismo y vuelo en parapente. El clima seco, con muchos días de sol y baja humedad favorece el desarrollo de las corrientes térmicas, viento cálido ascendente que permite ganar altura y mantener el parapente en vuelo durante un largo tiempo.

La pista de despegue se encuentra en el Cerro de la Cruz, al oeste, que da al barrio Puerta de la Quebrada y a la que se puede acceder fácilmente con remises o vehículos de alquiler por un camino que llega desde el dique. Allí se realizan vuelos de bautismo con experimentados instructores, que brindan toda la seguridad para realizar esta inolvidable experiencia.

Hacia el oeste, por la Ruta 75, se encuentra el Dique de Los Sauces, un gran espejo de agua enmarcado por los cerros, donde se practica la pesca y deportes acuáticos como el esquí.